lunes, 22 de marzo de 2010

El extraño fin de semana

El fin de semana comenzaba.Las montañas parecían grandes monstruos de marfil.El sol iba apareciendo poco a poco y el cielo estaba muy azul.El plan de ese sábado era visitar la mansión de Don Silm. Era una espaciosa y elegante mansión.Las cortinas estaban decoradas con pequeñas puntadas que hacían bonitos dibujos,y en el suelo había un gran mosaico.Eso tan solo era la entrada,porque también visitamos el salón,las habitaciones,la cocina y el desván,que fue donde termino nuestra visita.Del desván no había mucho que decir,pues comparado con todo lo demás eso era lo único "normal" que había.
El domingo fue totalmente diferente ,pues fueron a pescar tranquilamente en el río.Los peces no picaron,pero fue un gran día.Al anochecer encendieron un candil y se quedaron dormidos.
Ese fue su fin de semana,mas bien un extraño fin de semana.

1 comentario:

  1. muy bonito, perop extraño relato a la par que interesante.

    ResponderEliminar